Messi es el clavo ardiendo

Portada

No desaprovechó el Barcelona el resultado que había cosechado su eterno rival horas ante en el estadio Santiago Bernabéu. Ganó al Espanyol con otro ejercicio de crueldad de Leo Messi, que con un hat trick hace líder a su equipo. El delantero es el bombero ideal para apagar todos los fuegos que se han generado este verano y aún siguen humeantes.

Por mil veces que se escriba lo mismo, nunca se faltará a la realidad. El Barcelona sigue dependiendo de Leo Messi. Y Leo Messi sigue teniendo el hambre suficiente como para seguir tirando del carro. Con Neymar riendo en los Campos Eliseos y con Luis Suárez bastante lejos de su mejor estado de forma, Messi es ahora mismo el clavo ardiendo para el Barcelona. Lo demostró en las dos primeras jornadas y lo corroboró en el partido ante el Espanyol con un hat trick, si bien el primer gol no tuvo que ser concedido por los colegiado ya que el delantero se encontraba en fuera de juego.

Este Barcelona se Valverde sigue moldeándose. Su fútbol no es tan vistoso como en etapas anteriores, sigue concediendo bastantes ocasiones, si bien el equipo está más junto y lejos de su portero Ter Stegen para presionar la salida del balón del rival. Detalles solapados por la productividad de Leo Messi. El argentino sigue de dulce e intratable para los rivales. Y pudo llevarse un mejor botín.

El Espanyol no hizo mal partido y mereció llevarse algún gol. Piatti estrelló un balón contra el poste y fue incapaz de dirigir una vaselina con la puerta vacía cuando Ter Stegen y Jordi Alba no se entendieron en una acción defensiva. Baptistao también gozó de una buena oportunidad pero Umtiti sacó el balón bajo palos. El Barcelona fue superior y Piqué se sumó a la fiesta con un tanto. Pero ahí no acabó la sangría para el Espanyol, que recibió el quinto de Luis Suárez tras un pase del estrenado Dembelé.

Fuente: Sportyou.