Muere una bebé en Gaza por inhalación de gases lacrimógenos lanzados por Israel

Portada

La Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos denunció hoy que Israel mata de una forma que “parece indiscriminada” y recordó que querer saltar o dañar una valla fronteriza (la de la Franja de Gaza) no justifica el uso de munición letal. “Parece que cualquiera puede ser asesinado o herido; mujeres, niños, reporteros, personal de primeros auxilios, si se acercan a más de 700 metros de la valla. Dispararon a un amputado doble, ¿que amenaza es un amputado?“, afirmó el portavoz en Ginebra de la Oficina, Rupert Colville.

Parece bastante claro que se está matando de forma indiscriminada“, precisó Colville. “El uso de la fuerza letal debe ser el último recurso, no el primero y debe responder a una amenaza a la vida. El intento de saltar o dañar una valla, o lanzar cócteles molotov no es claramente una amenaza de muerte”, subrayó el portavoz.

Al menos seis niños murieron el lunes como consecuencia de la represión del Ejército israelí contra las protestas palestinas. “Cincuenta y ocho personas murieron ayer en la frontera entre Gaza e Israel, entre ellos seis niños y un trabajador de salud, según los datos verificados por Naciones Unidas”, afirmó en rueda de prensa el portavoz de la OCHA Jens Laerke.

Por su parte, el portavoz de Unicef, Christoph Boulierac, citando a la directora ejecutiva de la entidad, Enrietta H. Fore, denunció que en Gaza “ayer fue el día más violento desde la guerra de 2014“. También recordó que uno de cada cuatro niños en la Franja de Gaza necesitan asistencia psicosocial y que la mitad de ellos necesitan ayuda externa para sobrevivir.

Fuente: El Confidencial.