¿Qué pasará tras la reducción en la tasa de interés?

Economia

al como esperaban algunos analistas y como habían pedido los industriales del país, el Banco de la República redujo la tasa de interés de referencia 25 puntos porcentuales y la bajó a 7,25 %.

Según el Gobierno Nacional, con esta decisión se da un nuevo impulso a la economía, aumentará la confianza de los consumidores y abaratará los créditos comerciales, hipotecarios y de libre inversión.

“Arriba la confianza de los consumidores del país”, dijo el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas al término de la reunión y agregó que la decisión de la Junta Directiva del Banco de la República impulsará la economía y la competitividad colombiana”.

“Esta es una muy buena noticia para los hogares colombianos porque se disminuirá el costo del crédito. La tasa DTF está hoy al 6,72 %; hace un mes estaba al 6,81 % y hace 3 meses al
7,05 %, la tasa está reflejando esta tendencia y naturalmente va a disminuir como también los créditos de consumo”, dijo Cárdenas.

El presidente de Asobancaria, Santiago Castro, dijo que “las tasas de interés del año pasado -que estuvieron altas- incidieron en que la demanda de crédito fuera menor”.

Datos de la Superintendencia Financiera indican que la cartera total en 2016 creció apenas 1,85 %.

¿Por qué bajaron?

Según el informe presentado por el Banco de la República, la inflación anual disminuyó por sexto mes consecutivo y fue la primera razón que se tuvo en cuenta.

El gerente general del Banco de la República, Juan José Echavarría, explicó que la decisión estuvo motivada por la preocupación que existe actualmente sobre las noticias de consumo, que no son buenas; además de la incertidumbre sobre la velocidad de la inflación a su meta.

Analistas del Bancolombia consideran que hay preocupación por el bajo crecimiento económico y por eso habrían bajado las tasas, pues el mismo Emisor reconoce la debilidad de la actividad económica y el riesgo de una desaceleración excesiva.

Echavarría señaló que esta dinámica de bajar tasas se va a mantener “paulatinamente con escalas”, pero la velocidad es un tema que se discutirá en cada una de las juntas, por lo que “el ritmo lo va a decir la información que tengamos”.

La determinación adoptada este viernes por el Emisor contó con la aprobación de 4 miembros de la junta. Los 2 restantes votaron por mantenerla en 7,50 %.

Felipe Espitia, analista macroeconómico de Alianza Valores, destacó que como la inflación ha perdido ritmo, se espera que la tendencia sea a la baja en las tasas. “Además, ante un panorama de inflación de 5,3 % para este año que consideramos, y el crecimiento de 2,0 % en el PIB, hay cierto margen para mantener esta postura.

Sobre la economía nacional, las proyecciones del Banco de la República indican que el PIB crecería entre 0,7 % y 2,7 % para este año, con una mayor probabilidad de 2,0 %, menor a la expectativa del Gobierno Nacional que plantea un 2,5 % para este 2017.

El Banco dice que el indicador de confianza del consumidor para el mes de enero de 2017 registró una fuerte caída. “Si esto termina reflejándose en el gasto de los hogares, el pronóstico de crecimiento para 2017 podría reducirse”.

Fuente: El País.