6 cosas que te hacen ser una persona desagradable

A nadie le gusta tener a personas desagradables cerca suya, por lo que si eres de esta manera es posible que las personas no quieran estar cerca de ti… a no ser que no tengan más remedio porque son tu familia o porque tienen que trabajar contigo. No hace falta decir que todas las personas del mundo quieren ser queridos… Pero tenemos que asegurarnos de que las personas que nos rodean disfrutan de nuestra compañía, tener en cuenta que a veces se pueden hacer cosas que dificulten la presencia, pero no tiene que ser así siempre.

De acuerdo con los expertos en comportamiento humano, hay algunas cualidades universales que tienden a ser un problema en las relaciones interpersonales. A continuación vamos a hablar algunas de ellas para que puedas ser consciente y si te ocurre, dejes de hacerlo.

Hablas demasiado de ti mismo

Es natural querer compartir información sobre tu vida en una conversación. De hecho, la mayoría de personas habla mucho de sí mismo… pero a pesar de que esto es algo que hace todo el mundo, es necesario ceder a esa tendencia para que otros no se aburran en la convrsaión.

Las personas menos agradables hablan mucho, especialmente sobre sí mismas. Es necesario dejar de monopolizar las conversaciones. A nadie le gustan las personas que no permiten que nadie más diga nada…

No sabes escuchar

Si no dominas las conversaciones con soliloquios sobre ti mismo, o simplemente tiendes a desconectarte cuando alguien más está hablando, parecer desinteresado cuando otras personas te hablan es otra cualidad desagradable. Pero también es bastante común, la mayoría de las personas permiten que sus mentes divaguen en más del 50% del tiempo cuando alguien les habla. Tendemos que vivir en el pasado o en el futuro, en lugar de estar en el momento… Sin embargo, son las personas que están verdaderamente presentes quienes tienden a ser más agradables.

Ser capaz de escuchar realmente a los demás es una cualidad extremadamente importante para forjar relaciones, ya sean platónicas o románticas. Entonces, en lugar de pasar el tiempo de conversación pensando en lo que vas a decir a continuación, sé un oyente activo que muestre un verdadero interés en lo que otra persona está diciendo.

Siempre te tienes que salir con la tuya

En general, a las personas les gustan más las personas flexibles y de fácil manejo que las que se enfrentan o discuten mucho. La gente a menudo se siente incómoda cuando alguien es combativo y se encuentra siempre desacuerdo sobre cosas de poca importancia, como si hay dos nubes en el cielo o cuatro.

Por supuesto, no es necesario ser conforme con todo, eso también es tedioso, pero las personas agradables tienden a ofrecer sus opiniones sin cerrar la conversación o la opinión a los demás. Por ejemplo, al decidir a dónde ir a cenar, por ejemplo, una persona agradable podría ofrecer una sugerencia. Pero si el grupo decide ir a otro lugar, él o ella estaría más que dispuesto a hacerlo junto con el grupo porque compartir la experiencia de salir juntos es más importante que ser el que elige el lugar.

En la conversación y la discusión, una persona agradable compartiría sus pensamientos sobre un tema controvertido y aún podría dejar el tema abierto para puntos de vista alternativos.

No te preocupas por tu apariencia

La belleza no tiene que ser superficial siempre, cuando se trata de gustar, el esfuerzo que pones en tu apariencia puede hacer o deshacer lo que otros perciben de ti. De hecho, las personas que hacen un mayor esfuerzo por presentarse también tienden a ser más simpáticas: un estudio de la Universidad de Harvard encontró que el maquillaje utilizado para mejorar el atractivo de una mujer aumentó su nivel de simpatía, atractivo y confiabilidad. Si bien puede parecer superficial, las apariencias sí importan: sentirse orgulloso de tu apariencia te ayuda a ser más atractivo física y psicológicamente para los demás.

Te quejas demasiado

A nadie le gusta estar cerca de alguien que es una decepción total o que siempre se está quejando de cualquier cosa. Ya sea que estés hablando constantemente a un ex que te hizo daño o lamentándote por tu trabajo aburrido, ser negativo simplemente fomenta más negatividad. Si bien no es necesario que todos los limones de tu vida se conviertan en limonada por el bien de otras personas, es posible que quieras reducir el pesimismo para evitar ser alguien que haga que otros se sientan agotados después de pasar el rato contigo.

Incluso aunque no te estés quejando siempre en una conversación, los demás pueden captar un aura negativa sin siquiera decir una palabra. Cuando tienes pensamientos negativos, tu lenguaje corporal y tus microexpresiones, que duran aproximadamente 25 segundos, lo muestran incluso cuando no te das cuenta. Si transmites malas energías las personas se dan cuenta y se alejarán de ti.

Tienes una actitud condescendiente

Ser condescendiente es claramente una cualidad negativa que no te hará ganar puntos con otras personas. Pero es posible que no se dé cuenta de que es condescendiente o despide a alguien en el momento. Por ejemplo, si alguien menciona que le gusta cierto libro, y a ti te pareció un libro superficial, la respuesta condescendiente sería: «Para las personas que no están familiarizadas con el tema quizá sí sea un buen libro, pero yo esperaba que fuese un libro más avanzado». En este ejemplo concreto estás diciendo en esas palabras que hay una escala de inteligencia y que tú estás en el extremo superior…

Ser condescendiente evita un sentido de valor mutuo porque un individuo está tratando de establecer la superioridad de estatus de alguna manera que sugiera que el otro tiene menos valor en alguna escala. A nadie le gusta que te hagan sentir menos, incluso si esa no fue tu intención a priori.

Si te has dado cuenta que tienes algunas de estas cualidades en ti mismo, entonces ha llegado el momento de que comiences a reflexionar sobre si realmente es lo que quieres ser. Si quieres dejar de ser desagradable para otras personas y te gustaría ser más agradable, entonces comienza a valorar qué cambios puedes hacer en ti mismo para que eso mejor. ¿Qué haces para ser más agradable? Habiendo leído esto, ¿cambiarás tu comportamiento a partir de ahora? ¿Cuáles son las cualidades que encuentras desagradables en tu persona?

Fuente: Bekia Psicologia.

Publicado en Entretenimiento, Generales.