Las esvásticas nazis vuelven a los videojuegos alemanes

Desde el fin de la Segunda Guerra Mundial, Alemania ha sido muy cuidadosa con respecto a los símbolos nazis. De hecho, estaban prohibidos al tratarse de «organizaciones inconstitucionales», sin importar el uso que se le diera, y podían suponer hasta penas de cárcel.

Sin emabrgo, el gobierno alemán ha anunciado que será más permisivo con esta ley y que permitirá utilizar con fines «socialmente adecuados» este tipo de símbolos en los videojuegos, equiparándolos al nivel de las películas (que no sufrían esta restricción). Es decir, siempre que se use con un propósito artístico, científico o histórico, según adelanta el Dailymail.

Esta noticia viene tras la polémica despertada por la censura del videojuego «Wolfenstein II: The New Colossus». Ambientada en 1961 un desesperado Estados Unidos, la segunda entrega volvía a reflejar una distopía en la que los nazis ganaron la Segunda Guerra Mundial y han dirigido con puño de hierro todo el planeta. Este título pudo venderse en Alemania gracias a que sus desarrolladores cambiaron las esvásticas por triángulos e incluso se aliminó el distintivo bigote de Adolph Hitler.

Sin embargo, otros videojuegos como «Call of Duty: Black Ops», «South Park: The Stick of Truth» o «Indiana Jones and the Last Crusade», en las que aparecían este tipo de símbolos, fueron fulminantemente prohibidos por las autoridades alemanas.

Fuente: ABC.